jueves, 10 de abril de 2014

Yoshino Chiaki no baai Capítulo 7

Publicado por KanaAmai en 18:17


Tipo de Texto: Retraducción de novela
Clasificación: +18
Título: Yoshino Chiaki no baai Volumen 1
Serie: Sekai-ichi Hatsukoi
Autor: Fujisaki Miyako
Ilustraciones: Nakamura Shungiku
Fuente: Cocobees
Retraducción: DrL









Capítulo 7


   Yoshino Chiaki estaba entre la espada y la pared.
   Usualmente, él no le prestaba atención al reloj, pero ahora se encontraba corto de tiempo pues ya había irritado a mucha gente.
   Yoshino c
omenzó a dibujar manga de niño, debutó como mangaka con el seudónimo Yoshikawa Chiharu mientras atendía a la universidad, y ahora, el muchacho de 28 años se había vuelto popular. Aunque consiguió ser más veloz al dibujar el manuscrito, esto no significaba que le resultara más fácil.
   "Ugh... Lo estuve haciendo tan bien hasta hace poco..."
   Por varios meses, no había retrasado los storyboards o los manuscritos y fue capaz de terminar todo a tiempo para la fecha límite de entrega. Pero ahora había caído en tamaño bajón que todo lo anterior parecía un sueño. La mejor explicación para el actual retraso era el hecho de que la había tenido difícil para terminar el storyboard. Tocó fondo cuando volvió del viaje a las aguas termales al que había ido por dos días y una noche luego de terminar el trabajo anterior y en consecuencia perdió todas sus ideas. Estaba en un bajón tan profundo que no podía recordar en que había estado trabajando hasta ahora. 
   La agenda lentamente se había alargado debido a toda clase de cosas y de alguna manera había completado el storyboard el día anterior a la fecha límite. Para empezar, Yoshino no tenía una mano que trabajara rápidamente, así que era imposible que terminara el manuscrito en una sola noche. Al final, preguntó si la fecha límite de entrega podría serle extendida y así se hizo.
   "Probablemente ahora debería disculparme con la imprenta..."
   Antes de que los mangas salgan en las revistas y capturen los ojos de los lectores, pasan por varias personas como el editor, la gente de la imprenta y, los trabajadores de la agencia y los de la librería. Cuando él se atrasaba con su trabajo, esas personas también se atrasaban en el suyo. Sin embargo, eso no significaba que pospondrían la fecha de lanzamiento y él tuvo que forzarlos a hacerlo. De todos modos, mientras movía su mano de todo corazón sobre el papel pensando en terminar el manuscrito tan rápido como le fuera posible, una suave voz le llamó:
   -Hum, sensei. Terminé de aplicar los tonos en este manuscrito. ¿Tiene algo más para entintar?
   -Hum... veamos. ¿Puedes, por favor, hacer este de aquí? Pero solo entinta esta escena. ¿Puedes traerla luego, cuando hayas terminado?
   -De acuerdo.
   Luego de entregar el manuscrito donde la tinta estaba secándose y darle unas cuantas instrucciones más, regresó nuevamente al manuscrito en blanco. Después contó nerviosamente cuantas hojas del manuscrito tenía aún por hacer y soltó un gran suspiro. La mitad del manuscrito todavía estaba sin terminar a pesar de que se encontraba más que pasado de la fecha límite de entrega oficial.
   "Ahora ese tipo, Tori, está bastante enojado..."
   Hatori Yoshiyuki, amigo de la infancia de Yoshino y editor a cargo de él, le había dado el visto bueno al storyboard, pero después de eso, no solo no se habían visto sino que tampoco habían hablado por teléfono para nada y solo habían comunicado asuntos de trabajo vía e-mail. En el pasado, Hatori le había aplicado la ley de hielo cuando estaba realmente enojado con él. Aunque hubo un par de veces en las que intercambiaron unas cuantas palabras indispensables, su tono de voz fue siempre frío y contundente. Este tipo de Hatori daba tanto miedo que Yoshino parecía preferir el Hatori que le gritaría. 
   "Pero por supuesto que él estaría enojado conmigo ahora."
   El hecho de no poder mantener el ritmo de las fechas de entrega no era la única razón por la cual Hatori estaba enojado con él. Yoshino prometió que terminaría el storyboard antes de partir de viaje a las aguas termales, pero rompió esa promesa pues no era como si le estuviera yendo mal y estuviera retrasándose con el storyboard. E incluso cuando regresó del viaje, pensó que lo lograría a tiempo y pasó unos días en babia. 
   Yoshino estuvo leyendo todos los mangas que se había perdido y se habían acumulado en su casa, aunque Hatori le advirtió varias veces que terminara antes de tiempo. Pero un meloso Yoshino se envalentonó y desestimó las advertencias de Hatori diciéndole: "Relájate, está bien", y no soltó el manga que había comenzado a leer. Si iba con su ritmo habitual, esta vez también llegaría a la fecha límite con tiempo de sobra. Había estado yendo cómodamente y no sospechaba que hubiera razón alguna por la cual las cosas no irían bien. 
   "Solo porque no lo invité al viaje, él tiene alguna rencilla conmigo..."
   Yoshino había invitado a su asistente y amigo de la secundaria, Yanase Yuu, al viaje a las aguas termales. Había ganado los boletos para este viaje en una lotería del distrito comercial, pero como el vencimiento de los boletos se acercaba, pensó que si invitaba al ocupado Hatori sería una molestia para él, así que llamó a Yanase en su lugar. Se sintió mal por no haber invitado a Hatori pero, ¿no era infantil de su parte que estuviera tan enfurruñado? Aparte de esto, parecía que él estaba disgustado de que Yoshino fuera con Yanase. Por alguna razón, Hatori no estaba contento de que Yoshino estuviera involucrado con Yanase. Yanase también hablaba mal de Hatori y parecía que ambos se caían mal.
   "Ellos se conocen desde hace tanto tiempo que deberían llevarse bien..."
   ¿Cómo demonios podría hacer él para que ellos dos se llevaran bien?
   Mientras suspiraba, al no poder pensar en una buena solución para esto, una asistente inmediatamente emitió una advertencia para él:
   -¡Sensei, no deje de mover su mano!
   -¡Ah! ¡Lo siento!
   Tenía razón. Estaba en medio de una crisis ahora; este no era el momento para estar pensando en cosas que no tenían nada que ver con el manuscrito. Rápidamente corrigió el agarre de su lápiz mecánico y comenzó a mover su mano sobre el papel otra vez. En ese momento, la escena que estaba dibujando se trataba de una en la cual la protagonista estaba siendo terca y nada honesta frente al chico que le gustaba, diciendo solo cosas opuestas a lo que en realidad estaba pensando y luego lamentando sus palabras cuando se encontraba  a solas. Cuanto más te gusta alguien más frustrado te sientes contigo mismo por no ser honesto. Esta protagonista tendría la simpatía de muchas lectoras. 
   "... Pero, espera."
   La mano de Yoshino se detuvo súbitamente mientras dibujaba la expresión facial de la protagonista, la cual estaba llena de indignación consigo misma, y recordó aquella ocasión en la que fue al departamento editorial a entregar el manuscrito. Luego de que hubiera entregado el manuscrito al editor en jefe, le sorprendió una repentina lluvia y después fue testigo de la discusión entre Hatori y Yanase al lado del edificio de oficinas donde él se refugiara de la lluvia. En ese momento, parecía como si Hatori estuviera besando a Yanase, pero ese había sido un serio malentendido. Debido a lo que había visto, Yoshino estuvo bajo la impresión de que a Hatori le gustaba Yanase, pero luego Hatori le dijo "te amo".
   "... ¿Eso significa que Yuu besó a Hatori en ese momento?"
   Yanase hacía las cosas a su manera y no tenía buenas habilidades sociales, pero a la única persona que trataba tan cruelmente era a Hatori. Quizás Yanase no estaba siendo honesto cuando atacaba a Hatori con comentarios insultantes. Seguramente él estaba escondiendo su vergüenza siendo grosero y demostrando sentimientos opuestos al amor, y no había necesidad alguna de preocuparse por las constantes riñas entre esos dos, ¿cierto? Yanase era del tipo de chico que podría considerarse que odia lo que realmente ama.    "Oh, así que a Yuu le gusta Tori. Ya veo, ya veo... ¡¿pero cómo es que eso no es tan malo?!"
   A Yanase le gustaba Hatori y a Hatori le gustaba Yoshino. Esto era obviamente un triángulo amoroso. Pero él no comprendía sus propias emociones. 
   "¿Qué es lo que yo... pienso sobre todo esto...? No lo detesto, pero..."
   Seriamente, él aún no lo entendía. Para evitar que Hatori se fuera, quien hubiera intentado dejarlo sintiéndose todo confundido, era irreversible el hecho de que Yoshino ahora tenía una relación íntima con él. 
   La primera vez había ocurrido en contra de su voluntad, pero la segunda vez ambos ciertamente habían estado de acuerdo. Entonces, ¿esto significaba que fue él quien arrebató el amor de Yanase?
   -... 
   Yoshino se llenó de culpa y sorpresa.
   Por una fracción de segundo, pensó que debería decirle a Yanase lo que estaba pasando entre Hatori y él, pero si hacía esto, su relación como un trío podría volverse más complicada. Definitivamente tenía que asegurarse de que Yanase no se enterara de esto. También tenía que advertirle a Hatori que no dijera cosas raras delante de Yanase. 
   "Primero lo primero, le diré todo a Tori... No, eso también estaría mal..."
   Aunque el estatus de su relación fuera mutuo, Hatori se pondría furioso si Yoshino le decía: "¿Sabes? Tú le gustas a Yuu". Cualquiera estaría impactado si su pareja le dice que le gusta a alguien más. 
   ¿Pero Yanase realmente no sospechaba de Yoshino y Hatori? Solo hubo una ocasión en la cual él actuó extraño. Parecía que a él no le importaban las cosas que sucedían a su alrededor pero sí que tenía una aguda intuición. Cabía la posibilidad de que él se hubiera percatado de que algo había cambiado pero pretendía no saber nada y no dijo nada al respecto...
   "... De ninguna manera."
   Si se hubiera dado cuenta de esto, sería imposible para él continuar siendo su asistente de la misma forma que antes. Yanase era un amigo muy querido de Yoshino y un asistente indispensable. 
   Para que las cosas regresaran a ser como antes, Yoshino no tenía otra opción sino llevar este secreto, su relación con Hatori, a la tumba. A toda costa. Además, su relación con Hatori estaba lejos de pasar al próximo nivel; ellos ni siquiera se habían besado otra vez. Ambos estaban tan ocupados que la intimidad estaba fuera de consideración en ese momento e incluso cuando se veían, solo hablaban del trabajo. Si él no metía la pata, podría llevarse su secreto a la tumba. 
   "Pero el descuido es inaceptable."
   Sin importar cuanto creyera que todo iba a funcionar, era razonable pensar que Hatori despreocupadamente dejaría salir todo a la luz. Solo para estar seguro, él debería pensar de antemano en el peor escenario posible. Si no pensaba de antemano en el momento en que supuestamente Yanase se enteraría de todo, su improvisada solución del momento sería actuar confundido. Sin embargo, no resultaba fácil salir con buenas ideas y sin importar cuantos escenarios diferentes representara en su mente, solo concebía catástrofes.
   "Yo soy un artista de manga shoujo y aún así, ¡¿por qué no puedo pensar en nada?! Debería comparar esto con la historia de un manga y tomarlo como ejemplo, ¡como ejemplo!"
   Trató de reprenderse a sí mismo pero no había remedio. Además, aún si decidía usar personajes de manga, él no sabía que hacer cuando los tres personajes eran hombres. 
   "... Bueno, esto es un género diferente..."
   Yoshino leía manga de todos los tipos de género, siempre y cuando fueran interesantes, pero pensar una historia era un asunto diferente. 
   Ya no sabía que hacer cuando de pronto una asistente se levantó de su asiento y se acercó para mostrarle el manuscrito terminado.
   -Ya terminé con esto. ¿Puede chequearlo, por favor?
   -Humm, de acuerdo.
   -Sé que usted no tiene la próxima página pero, ¿no hay algo que yo pueda hacer?
   -¿Ah? ¿No terminé? ¿Qué debería hacer...?
   Todos los asistentes asignados exclusivamente para Yoshino tenían excelentes manos rápidas. Casi siempre Yoshino terminaba de entintar antes de que sus asistentes se acercaran a él, pero en esta ocasión, lo habían alcanzado así como así, mientras él aún estaba dibujando. Como si esto fuera poco, solo hacía escasos progresos porque estaba meditando.
   -Solo tengo este beta casi listo pero toma... -le dijo nerviosamente mientras le entregaba una hoja del manuscrito en tinta y ciertamente fue reprendido. 
   -¡Espere un minuto, sensei! ¡¿No hizo ningún progreso?! ¡Por favor, apresúrese y dibuje sin flojear!
   -Yo... ¡Yo no estoy flojeando! Yo solo estoy pensando en la trama del manga... 
   Con calma, trató de esgrimir una excusa pero la habilidosa asistente no lo escuchó.
   -Sí, sí. Por favor no escape de la realidad, ¿de acuerdo? ¡Este manuscrito debe entregarse mañana en la mañana!
   Desalentado, Yoshino dejó caer sus hombros pues ellas no lo tomaban en serio. A decir verdad, no podía perder el tiempo meditando pero se sintió molesto con ellas aunque él les permitiera ayudarlo. 
   "Oh, ¡es cierto!"
   Justo en ese momento, súbitamente se le ocurrió una buena idea. Si consultaba con sus asistentes sobre su situación, desde el punto de vista de una historia, podría escuchar una sugerencia objetiva. 
   "Si yo fuera una chica, probablemente vería a mi chico desde una perspectiva diferente..."
   Con audacia, Yoshino comenzó a hablar guardando una pizca de esperanza. 
   -Hum... digan, chicas, ¿les importaría darme unos consejos para el argumento de la historia...?
   -¡Solo si continúa dibujando!
   -¡Okayokay! -realmente no podía refutarle a las chicas. 
   -¿Es para la próxima escena? ¿O una nueva historia?
   -Una nueva historia, supongo.
   Yoshino ordenó sus pensamientos y comenzó a explicar. Naturalmente, sabía que una historia con tres personajes masculinos levantaría sospechas, así que mantuvo a Hatori como hombre y decidió reemplazarse a sí mismo y a Yanase con personajes femeninos. 
   -A, B y C tienen una buena relación y son inseparables, pero A ama a B y C ama a A. B conoce los sentimientos de ambos, A y C, pero no quiere separase de A, así que B de alguna manera acepta la confesión de A, sin embargo, no puede decirle esto a C. ¿Qué pasaría, en este caso, si C se enterara sobre A?
   Cuando les contó el quid de la cuestión, las asistentes intercambiaron sus opiniones las unas con las otras. 
   -Guau, eso es un lío...
   -Ese es un argumento típico, pero si fuera yo, mantendría la amistad.
   Su corazón latía con fuerza mientras observaba sus reacciones y fue entonces cuando una asistente preguntó:
   -Bieeen... ¿B es la protagonista?
   -Hum, sí, yo... ¿supongo...? -estuvo así por un rato puesto que esto significaba que estaba dirigido a él personalmente. Sin embargo, no quería que pareciera como si estuviera buscando consejo para sí mismo, así que se anduvo con rodeos. 
   -Si ese es el caso, entonces creo que lo más importante es que B haga lo que ella quiera. 
   -Pero si B es la protagonista, no puedo simpatizar con ella. Que sea tan indecisa me molesta. De alguna manera esta historia no parece suya, sensei.   -Ah... s-sí... -estaba impresionado de que se lo dijeran tan abiertamente.
   Seguro, todo lo que les había dicho de la protagonista había sido positivo, así que estaba confundido, pero definitivamente no estaba a punto de huir del asunto. Se sintió miserable al percatarse de que necesitaba recibir consejo de las lectoras. 
   "... Yo soy indeciso después de todo..."
   Para empezar, las relaciones amorosas no eran su fuerte, pero aun así estaba avergonzado de sí mismo por ser tan indeciso cuando se trataba de sus propios asuntos. Él tuvo una novia por un tiempo cuando estaba en la universidad. Pero eso también había sucedido gracias a que un amigo los había presentado. Ellos congeniaron en una fiesta de universidades, se hicieron amigos y después, de alguna manera, comenzaron a salir. No fue un romance como los que se representan en el manga. Hatori había sido la primera persona en dar un paso al frente y declarársele. 
   Las chicas continuaron hablando sin notar que Yoshino estaba suspirando por el mordaz comentario.
   -Aunque ella decide salir con A, mantener eso en secreto y decir que ella quiere continuar siendo amiga de C resulta egoísta. Además siento lástima por A, pues está en una relación que tiene sentimientos mediocres. 
   -Probablemente es más realista así, pero las chicas no quieren verlo dibujando este tipo de historia. Sensei, no debería tomar un camino tan "adulto".
   -Ja, ja... Es cierto... -ahora no tenía otra opción mas que reír.
   Se estaba deprimiendo más y más, y mientras sus hombros caían en desaliento, una de las chicas dio en el blanco. 
   -¿Oh? ¿Quizás esto se trata de usted, sensei?
   -N-no, ¡no! ¡Dije que se trataba el argumento de la historia! -Yoshino lo negó rápidamente, pero parecía que no era buena idea mostrarse tan innecesariamente nervioso. Las chicas siguieron molestándolo.
   -Qué raro...
   -¿Y usted es A, sensei?
   -Guau, lo siento por usted, sensei...
   -¡Les dije que no soy yo!
   Ellas no tenían un manuscrito con el cual trabajar así que parecía que las chicas, sin nada que hacer, tenían mucho tiempo libre, y comenzaron a burlarse del intranquilo Yoshino.
   De pronto apareció Yanase perturbando la atmósfera.
   -... ¿Por qué están todas tan alborotadas?
   -¡Yu-Yuu...!
   Debido a que le había dado a Yanase, su amigo de la secundaria, un duplicado de su llave, recientemente se había vuelto común que él entrara sin llamar a la puerta. El asistente había estado en la casa de otro artista hasta esa mañana, así que debido a la falta de sueño, estaba exhausto y tenía ojeras. Dado que era de piel clara, ahora su rostro pálido resaltaba demasiado. 
   En realidad, él había planeado ir a lo de Yoshino el día anterior pero se retrasó con su trabajo previo. Yanase iba a rehusarse a hacer el trabajo y acudir a ayudar a Yoshino, pero Yoshino se lo prohibió pues nunca quiso hacer que Yanase abandonara su trabajo y porque así parecía que Yanase tenía más tiempo para ayudarlo a él que a otros autores. Yoshino le dijo que estaba bien si no iba porque probablemente él iba a estar cansado por haber estado en vela toda la noche, pero Yanase se esforzó y fue a lo de Yoshino ni bien terminó su trabajo anterior. 
   Las alborotadas chicas informaron a Yanase, quien acababa de entrar: -Yanase, por favor, escucha esto, parece que sensei está preocupado por su actual romance.
   -¡Les dije que es el argumento de la historia! -la corrigió Yoshino, aunque por dentro estaba en pánico. Nunca revelaría que Yanase era uno de los personajes. Cuando observó la cara de Yanase, mientras rogaba que no sospechara nada, vio que Yanase tenía una mirada fría, como si estuviera diciendo "Qué me importa".   -Oh, ¿en serio? No me importa, pero antes de que hablen del argumento de la próxima historia, ¿por qué no se apresuran y hacen el trabajo que tienen frente a ustedes? La fecha límite de entrega ya pasó hace rato, ¿no?
   -... Lo lamento...
   Ellas recibieron un justo tsukkomu* y reconsideraron lo que estaban haciendo.
   Yanase se había esforzado para ir aun habiendo tenido una noche tan dura. Sin importar que tan despreocupado fuera, no estaba contento de que ellas estuvieran tan alborotadas por un asunto que nada tenía que ver con el manuscrito. Las chicas se quedaron en silencio, habiendo perdido interés dado que la reacción de Yanase las había desilusionado.
   -Chicas, no terminarán si le dan a la lengua en lugar de las manos. 
   -Pero nosotras no podemos hacer nada si sensei no termina el entintado. Ya terminamos todo lo demás y estábamos a punto de cortar y pegar la escena pero...
   Yanase frunció el ceño al escuchar esto y suspiró. Yoshino huyó de los rasgados ojos de gato que lo fulminaban con la mirada.
   -Sensei, ser forzado a esperar es de lo peor, ¿sabe?
   -¡Ya-ya lo sé!
   "¡Me estoy preocupando por ti!"
   Yoshino pensó esto pero no dijo nada. Si le decía eso, la situación simplemente se pondría más y más complicada. En todo caso, ahora mismo su principal prioridad era terminar el material frente a él. Podría preocuparse después. Eso se dijo a sí mismo y decidió concentrarse en el manuscrito.

   -Bien... Ya terminé... -cansado, murmuró Yoshino en voz baja mientras colapsaba en el suelo. Estaba aliviado de poder escapar finalmente del miedo de no terminar su trabajo de una vez por todas. 
   -Buen trabajo. Voy a limpiar aquí, así que, ¿por qué no te vas a dormir o tomas un baño?
   -Está bien. Yo lo limpio después. 
   -Es un problema si te lo dejo a ti, Chiaki.
   -... Entonces, gracias...
    Incluso las chicas, quienes usualmente viajaban para trabajar en su casa, se quedaron despiertas toda la noche para ayudarlo y de alguna manera el manuscrito fue completado. La fecha límite original fue extendida para él a la mañana de ese día pero aun para entonces, no pudo terminar a tiempo. Fue así que le dieron otra extensión hasta la noche y él llamó al servicio de entregas por motocicleta de antemano para pasar a recoger el manuscrito por él. Sin embargo, incluso el servicio de entregas tuvo que esperar por una hora. Yoshino les pagó un buen monto extra por el inconveniente. No obstante, él solo se buscó todo esto. No había mucho que hacer sobre la enorme cantidad de inconvenientes que le había causado a Yanase, Hatori, sus asistentes y la imprenta.
    Yoshino se encontraba en la habitación con Yanase pues las chicas ya se habían marchado y ahora quedaban solo ellos dos. Se sentía como un cadáver por lo que no le importaba este hecho, y Yanase estaba guardando los tonos que estaban esparcidos por todos lados debido al caos que se produjo al tratar de terminar a tiempo. Él no solo los estaba organizando por orden numérico sino que también estaba anotando aquellos números que le faltaban a Yoshino.
   "Qué buen tipo..."
   Mientras reflexionaba profundamente sobre lo agradecido que estaba de que Yanase fuera su amigo, recordó los eventos del día anterior. ¿A Yanase no le molestaba en absoluto lo que le dijeran las asistentes? Desde la época de estudiantes, Yanase nunca había sido del tipo de persona que se involucraba en el chismorreo pero, ¿no estaría interesado, aunque más no fuera un poquito, si la charla se trataba de la vida amorosa de su íntimo amigo? Aun si Yanase estuviera interesado, él probablemente no sospecharía de que algo había pasado con Hatori; pero aun así, Yoshino no podía disipar la ansiedad. Observó a Yanase, quien se movía entre el caos, pero no tenía ni la más mínima idea de en que podría estar pensando Yanase, cuya expresión facial usualmente no cambiaba. 
   "Es bueno que él no esté molesto por esto pero..."
   Justo como habían dicho sus asistentes, probablemente era un deseo egoísta el querer tener la misma relación de siempre con ellos ahora. Sin embargo, Yoshino no podía elegir entre ellos dos. Mientras suspiraba para sí mismo por no ser varonil, el timbre de la puerta sonó.
   -... ¿Quién podrá ser a esta hora...?
   Como Yoshino no se movió, ya que no tenía energías para ponerse de pie, Yanase fue a atender el portero en su lugar.
   -¿Sí?
   -Soy yo. Abre, olvidé la llave.
   -... Pero... ¿Chiaki?
   La voz familiar que se escuchó por el parlante era una que no había escuchado por unos tres días. 
   -¿Es Tori? Lo siento, Yuu, déjalo entrar...
   -De acuerdo.
   Yoshino le pidió a Yanase que abriera la puerta y mientras él permanecía en el lugar en el cual había colapsado, una voz le habló con consternación: -¿Qué hay con ese aspecto? ...Te ves cansado.
   -Ya no tengo energías para moverme.
   Había estado dibujando el manuscrito sin descanso, aun cuando obtuviera permiso de sus asistentes para tomar una siesta. Aunque se había buscado esto solo, se encontraba al límite de su capacidad física.
   -No has comido aún, ¿cierto?
   En el mismo momento en que Hatori dijo esto, el estómago de Yoshino rugió audiblemente.
   -... Ah...
   -Así eres tú. No has comido nada decente todo este tiempo que estuviste trabajando en el manuscrito. Te voy a preparar algo rico para llenar tu estómago, así que espera -dijo Hatori mientras dejaba la bolsa del supermercado sobre la mesa y se sacaba el saco. Desabrochó el botón del cuello de su camisa blanca, arremangó sus mangas y se puso un delantal de cocina de una manera que denotaba experiencia. Yoshino pensó que sería grosero permanecer colapsado en el piso, por lo que se arrastró hasta la silla del comedor y se sentó.
   Al mirar distraídamente a Hatori preparando la comida, notó que él también tenía ojeras. 
   "Aah... un hombre apuesto se ha arruinado..."
   Estar cansado por el trabajo era admirable, pero tener que esforzarse a sí mismo a tal punto se veía simplemente lamentable. Su pecho dolió disculpándose al pensar que había sido él mismo quien había forzado a Hatori a tener tal aspecto. Seguramente Hatori debió ir directamente a su casa luego de terminar con el trabajo. Hatori, quien estaba cansado, incluso había ido de compras para preparar la cena para él.
   -¿Tienes algo que decir?
   -¿Ah? Ah, no... -parecía que Hatori había notado que él lo observaba. Para componer la situación, le hizo una pregunta razonable: -Dime, humm... ¿enviaste el material a la imprenta?
   -No estaría aquí si no lo hubiera hecho. La gente de la imprenta sí que me fulminó con la mirada.
   -Lo-lo siento...
   Eligió la pregunta equivocada. Había tocado un tema que era mejor no tratar en ese momento. Sin embargo, aun si hubiera sido menospreciado, él no podría defenderse porque este asunto había sido enteramente su culpa.
   -En lugar de disculparte, cumple con las fechas de entrega. Si no puedes hacerlo, eso demuestra que te falta conciencia. 
   -... Tendré cuidado de ahora en adelante.
   Lo que Hatori había dicho era muy razonable, así que no tenía palabras para refutarle.
   -Tú eres un profesional, ¿no es así? Eres diferente a un novato que acaba de debutar. Al menos se consciente de tu propio ritmo.
   -Que molesto...
   -¡...!
   Pretendiendo no escucharlos, Yanase murmuró esto en voz baja mientras organizaba los tonos. Parecía que lo que Yanase se había dicho a sí mismo había llegado a oídos de Hatori, causando que él pusiera una cara de amargura.
   "¡No digas algo que hará que la situación empeore...!"
   Aunque Hatori ya estaba enojado, luego de ser irritado aún más, se puso de terror. 
   -¿Cuánto tiempo más te quedarás aquí? ¿Estás planeando quedarte a comer?
   -Cuando termine de limpiar me voy a la casa de un asistente, así que no. Aparte, los condimentos que usas son muy fuertes.
   -... Uso los comunes. No te va porque tú solo comes cosas desabridas.
   -Parece como si no supieras como sabe realmente.
   Yoshino no podía cortar la incómoda atmósfera entre Yanase, quien tenía una expresión fría, y Hatori, quien mostraba una expresión endurecida.
   "Por favor, calma..."
   ¿Por qué no podían llevarse bien estos dos? Al igual que con Yoshino, Hatori y Yanase se conocían desde la secundaria, pero Yoshino sentía que la incomodidad entre ellos crecía año a año. 
   "Si Yuu está enamorado de Tori, debería simplemente ser honesto al respecto."
   Yoshino entendía el deseo de ser terco, pero pensó que probablemente sería mejor para Yuu dejar el teatro en algún punto. De cualquier modo, parecía que Hatori sospechaba algo de rivalidad. Como no sabía que hacer respecto a esto, Hatori, quien había organizado sus pensamientos, trajo a colación otro asunto a Yoshino: -Yoshino, escuché que otra vez contestaste "no atenderé" a la fiesta de fin de año de nuestra compañía. ¿Es verdad?
   La súbita pregunta lo sobresaltó. Ya se lo habían mencionado antes, pero no necesitaba recordarlo en este preciso momento. Cada año, en la época de las fiestas de fin de año, alrededor del 20 de diciembre, la compañía editorial Marukawa Shoten organizaba una fiesta abierta a todos los departamentos. Los autores que escribían para la compañía editorial Marukawa Shoten y el staff eran invitados, pero Yoshino nunca había participado, ni siquiera una vez, hasta ahora.
   -Tienes que venir al menos en esta oportunidad. Esta vez tu trabajo será llevado a la pantalla. Incluso el staff estará allí, y aun así, el único autor lo suficientemente desconsiderado como para no saludar a la gente serás tú. Me aseguraré de que otras personas no se enteren de que Yoshikawa Chiharu es un hombre, así que ven.
   Aunque fuera suavemente reprendido, era reacio a ir, cueste lo cueste. Como miembro de la sociedad, es muy importante ser sociable y él se daba cuenta de que al menos debería saludar a las personas involucradas con su trabajo. Pero aunque sabía esto, Yoshino no podía evitar ser tímido delante de extraños. No solo era una persona reservada por naturaleza, había elegido ser un mangaka, así que él realmente no se sentía como para ir a un lugar lleno de extraños. 
   -... De ninguna manera. Ni siquiera tengo que ponerme, y además, ¿no sabes que a mí no me va bien en esos lugares tan lujosos? Ellos pueden seguir adelante y hacer la novela; no importa. Yo no me estoy quejando para nada, así que... ¡¡Ayy!!
   Antes de que terminara de hablar, Hatori le dio un puñetazo en la cabeza a Yoshino con un ¡bong!
   -Ese no es el problema. ¡¿Cuántos años tienes?!
   -...
   Solo por convertirte en adulto, no significa que puedas manejarlo todo felizmente. 
   "Hablando de saludos..."
   Yoshino no había fingido una sonrisa frente a otras personas desde que fuera un estudiante de secundaria trabajando a medio tiempo; así pues no sabía si podría hacerlo bien ahora. La tendía difícil en la fiesta si fuera lanzado a un lugar donde no conocía ni una sola persona.
   "Tori no puede estar conmigo todo el tiempo."
   Como editor, ciertamente tendría que saludar a otros autores de los cuales él estaba a cargo, y aparte, también era su obligación mantener viva la fiesta. Momentos así son muy solitarios si uno no tiene un amigo en la misma profesión. Incluso si iba a ese lugar tan animado, estaba seguro de que se aburriría si no tenía a nadie con quien disfrutarlo. Debería por lo menos llevar a alguien. 
   "... ¿Oh? Estoy bastante seguro de que estará bien si llevo a un miembro del staff, ¿cierto?"
   -... Iré si Yuu viene conmigo.
   -¿Qué? -Hatori frunció el ceño abiertamente ante esto y lo instó a responderle.
   -Porque, aun si voy, tú no estarás conmigo todo el tiempo y yo me aburriré estando allí solo. La fiesta no es solo para autores, ¿cierto?
   -... Bueno, sí... Si es tu asistente...
   -Entonces no hay problema, ¿verdad? ...Y bien, Yuu, ¿puedes venir? Humm... veamos, será el 20 de diciembre. ¿Estarás trabajando para entonces?
   -Los demás autores también irán a la fiesta, así que estoy libre ese día. 
   Esto fue decido en un impulso y solucionaba un problema. 
   -¡Sí! Me sentiré más seguro con Yuu.
   A diferencia de Yoshino, quien estaba complacido, Hatori se veía taciturno. Mientras tanto, Yanase había terminado de organizar los tonos y en ese mismo momento estaba colocando los restantes en los estantes. 
   -Ah, pero en serio que no tengo nada que ponerme -Yoshino frunció el ceño al recordar lo que tenía en su guardarropas. No tenía ningún atuendo formal para la fiesta pues casi toda la ropa que poseía era ropa casual. Si recordaba correctamente, él tenía un traje en la casa de sus padres, pero incluso años atrás sus padres tuvieron que obligarlo para que lo usara en la Ceremonia de Mayoría de Edad*. Más valía comprarse un traje nuevo a toda costa. 
   -En ese caso... -comenzó a decir Hatori, pero fue interrumpido por Yanase, quien hizo una sugerencia. 
   -Iré de compras contigo. Tengo un día libre luego de terminar un trabajo con un asistente. 
   -¿Estás seguro? ¿Aunque finalmente tienes un día libre?
   Mangaka de todo tipo de géneros solicitaban a Yanase, quien era famoso por ser un asistente habilidoso. Él tenía menos vacaciones que Yoshino. 
   -Idiota. ¿De qué te estás preocupando? Por supuesto que está bien ya que se trata de ti, Chiaki. Además yo también quiero ir de compras así que bien podría ir contigo ya que será más divertido así. 
   -Iré entonces. Ha pasado un tiempo desde que hacemos algo juntos. 
   -Conozco una tienda que realmente me gusta así que elegiré algo para ti allí. Chiaki, tú eres más o menos de la misma talla que yo, así que no habrá ningún problema. La ropa definitivamente te quedará bien.
   -¿En serio? ¡¡Increíble!! ¡Me salvaste!
   Yoshino tuvo el leve presentimiento de que Hatori había comenzado a decir algo pero podría preguntarle luego. Acordó el horario para encontrarse con Yanase y lo apuntó en el calendario colgado en la pared. 
   "Yuu es realmente confiable."
   Aunque Yanase también era un otaku del manga, él era tranquilo y diferente del ingenuo Yoshino. Cuando ellos eran estudiantes, Yanase dejaba que él copiara sus tareas, ya que Yoshino frecuentemente olvidaba hacerlas, y se quedaba con él en detención después de la escuela. Él era maleducado y frío pero siempre lo ayudaba. Aunque probablemente ya estaba cansado por encontrarse con los asistentes todos los días,  le dijo a Yoshino "te ayudaré"aun en esta situación, y fue volando a su casa. Si Yanase no hubiera estado ahí, el manuscrito definitivamente hubiera sido dejado. Estaba tan agradecido por la amistad de Yanase que no había palabras suficientes para expresarlo.
   -No creo que pueda sobrevivir sin ti, Yuu.
   Cuando dijo esto, Yanase abrió un poco sus ojos y luego soltó una pequeña risa diciendo "¡Claro que no!"
   -Bien, entonces, me voy. Me pondré en contacto contigo cuando termine el trabajo. 
   -De acuerdo. ¡Buena suerte!
   Cuando regresó al comedor, luego de despedir a Yanase en la puerta, vio que Hatori acababa de terminar la preparación de la comida. La cacerola estaba en la cocina así que él debía estar esperando a que hirviera. El rico aroma, que estimuló su apetito, no concordaba con Hatori, quien emitía un aura aún más terrorífica que antes mientras se arreglaba las mangas. 
   "Da-da miedo... ¿Acaso dije algo malo?"
   Trató de pensar si acaso tenía alguna idea de que se trataba pero no pudo recordar nada. Si se animaba a abordar el asunto, ¿podría ser el hecho de que hubiera invitado a Yanase a la fiesta? Sin embargo, no pensaba que fuera necesario estar tan enojado por eso. De alguna manera, sintió que la situación era irreversible, así que en esta ocasión eligió un tema inofensivo y comenzó a hablar. 
   -E-eso me recuerda, estabas por decir algo hace un momento, ¿cierto?
   -... No realmente -dijo Hatori entre dientes luego de lanzar una mirada en su dirección y fruncir el ceño aún más. 
   "¿Qué fue eso? ¿Acabo de meter la pata?"
   Yoshino se encontraba perplejo. No podía comprender la razón por la cual Hatori se encontraba lleno de ira. Aun cuando él estaba usualmente de mal humor debido a la falta de sueño, que fuera tan franco al respecto era inusual. No lo entendía, así que dejó de intentar complacerlo y desinteresadamente encendió la televisión. 
   -¿Cómo es la fiesta? ¿Van celebridades?
   -Varios miembros del reparto de la película irán pero la mayoría serán autores.
   -Ya veo. No puedo imaginarme estar rodeado de todos esos mangaka.
   -Sabes que no eres el único autor -dijo Hatori con tono horrorizado haciendo de Yoshino un mohín. 
   -Sí, es solo que yo nunca antes me he encontrado con otros mangaka. Quise decir que estoy nervioso...
   -Justo así eres tú... No eres un niño de primaria así que puedes, al menos, ir a una fiesta por tu cuenta. 
   -Tú no lo entiendes. Cuando estás trabajando lejos de la gente por un largo tiempo, a veces te pones nervioso al encontrar grandes grupos de gente, ¿sabes?
   Esa no era excusa, pero era la verdad. A veces, cuando iba al centro de la ciudad para comprar materiales de dibujo, él se sentía abrumado por la gran cantidad de gente allí. Al caminar se acostumbraba, pero al regresar a casa, usualmente se encontraba súbitamente cansado. En momentos así, apreciaba su recluído estilo de vida. 
   -Pero estoy un poco aliviado. No creo que vaya a estar tan nervioso si Yuu está conmigo -anunció sin pensarlo demasiado, pero luego le tomaron el brazo súbitamente desde atrás-. ¡¿Wah...?! 
   Al darse vuelta sorprendido, sus caderas fueron llevadas hacia adelante y sus labios fueron sellados. Su mente se puso en blanco por la suave sensación en sus labios. Comenzó a comprender lo que estaba sucediendo, y en el instante en que se dio cuenta de que estaba siendo besado, todo su cuerpo se encendió. Estaba confundido al ser besado por primera vez después de varios meses. 
   "¿Qu-qué hacía antes en este tipo de situación...?"
   Mientras Yoshino no supiera que hacer, Hatori no dejaría de besarlo. La fuerza del brazo sobre sus caderas era poderosa y parecía que no sería fácil escapar. 
   -Mhmf, espe... mhmf...
   Sus labios estaban siendo devorados, y una lengua penetró en su boca en el momento en que él tomara algo de aire. La lengua exploraba el interior de su boca y enviaba un escalofrío por su espinazo cada vez que tocaba la suya. Poco a poco, se dio cuenta de que su cuerpo estaba reaccionando sumisamente. En el mismo momento en que sintió un cosquilleo en su región inferior, se llenó de vergüenza. 
   "Le estoy diciendo que espere y aun así..."
   Mientras la mente de Yoshino daba vueltas en confusión, Hatori levantó su ropa. Al sentir el roce directamente en su cuerpo, Yoshino inmediatamente empujó a Hatori. 
   -¡...!
   "Ra-rayos... Eso fue estúpido..."
    Lamentó haber actuado por reflejo pero no podía hacer nada respecto a la incómoda atmósfera. 
   -Lo-lo sien...
   Yoshino iba a decir que simplemente estaba avergonzado ya que no había hecho esto por un tiempo, no porque le disgustara, pero no lograba que las palabras salieran con soltura. ¿Había hecho que Hatori se enojara al no decirle nada? Yoshino no podía ver el rostro de Hatori, pues tenía la cabeza gacha, y esto agitaba aún más su ansiedad. 
   Al no poder soportar el pesado silencio, decidió cambiar la atmósfera diciendo algo de todos modos, pero en ese mismo momento, Hatori le ganó de mano.
   -Me voy -dijo Hatori con un profundo suspiro y rápidamente se preparó para partir. 
   -¿Ah? ¿Te vas...? Pero, ¿qué hay de la comida...?
   -Te he molestado. Descansa un poco hoy. La comida estará lista pronto, así que come -Hatori pronunció estas palabras con indiferencia, sin emoción alguna. 
   -Espe... ¿Tori? ¡Hey...!
   No había tiempo para gritar que se detuviera y así, Yoshino se quedó atrás, sorprendido, mientras Hatori rápidamente dejaba la habitación. Completamente solo, Yoshino simplemente estaba aturdido.
   "¿Debí detenerlo?"
   Aunque estuviera pensando esto, no tenía idea de lo que debió decir. El beso no fue particularmente desagradable y no fue como si él hubiera resistido la situación de hacía un momento. Para ser honesto, no fue como si él no se hubiera resistido completamente; pero la resistencia es diferente al desagrado. Él se encontraba completamente avergonzado. Luego de que Hatori hubiera hecho algo así, Yoshino sentía que no podría haber estado en la misma habitación con Hatori, comer y tener que mirarlo, así que estaba contento de que él se hubiera marchado. La distancia entre ellos como compañeros de trabajo no había cambiado por lo cual sus trabajos no se vieron afectados, pero ese no era el caso cuando se trataba de sus asuntos personales. Yoshino no tenía intención de prejuzgar el amor entre dos hombres, pero no había esperado que él mismo fuera arrojado en esta vorágine, por lo tanto no resultaba extraño que estuviera pasmado. Como si esto fuera poco, su pareja era su amigo de la infancia. Por veinte años ellos habían crecido juntos, pero aun ahora, si le decían que diera un paso al frente y se convirtieran en "amantes", no sería fácil para él hacer este cambio tan rápidamente. Ellos deberían, al menos, tomarlo con calma, sin embargo, como su trabajo era su principal punto de encuentro, esto no funcionaría, ¿cierto?
   Ellos sabían todo él uno sobre él otro, bueno o malo. Aunque la existencia de Hatori era para él tan vital como el aire, Yoshino tenía problemas para verle bajo esta nueva luz. No obstante, cuando se trataba de momentos íntimos, resultaba extraño, pues su corazón latía con fuerza al ver el cuerpo desnudo de Hatori al cual se suponía que estaba acostumbrado. Pero más que nada, se sentía avergonzado.
   "¿Cómo puede alguien hacer cosas XXX con su amigo de la infancia tan fácilmente? ¡Él simplemente me besó, así nomas, sin pensar en como me sentiría yo al respecto!"
   Recién ahora, Yoshino se puso furioso al recordar lo que había sucedido hacía un momento. No podía calmarse en esa habitación en silencio por lo que encendió la televisión aunque no hubiera nada que él quisiera ver. 
   -Estoy poniendo todo de mi parte para hacer que esto funcione.
   Mientras arrojaba violentamente el control remoto de la televisión, sus palabras, dichas en voz baja, hicieron eco tristemente a través de la habitación. Él quería llevar la relación a un ritmo razonable pues no odiaba a Hatori, sin embargo, simplemente llevaría bastante tiempo cambiar la relación que ellos habían moldeado en el transcurso de veinte años.
   "Además, ¿qué debería hacer respecto a Yuu...?"
   De repente recordó otro problema más. Yuu amaba a Hatori y Hatori amaba a Yoshino. Pero Yoshino los quería a ambos.
   -¿Hum?
   Yoshino interrumpió sus propios pensamientos al percatarse de algo. Él ciertamente los quería a ambos pero, ¿se trataba del mismo tipo de "amor"? Su beso con Hatori no fue exactamente desagradable. No quería admitirlo demasiado pero pensaba que se sentía bien. Aun en sus experiencias previas, ningún beso se sintió tan bien. 
   "Pero... no es como si yo fuera gay..."
   Como un experimento, trató de imaginarse si él podría besar al joven actor de la televisión. 
   -... ¡¡De ninguna manera!! Definitivamente, ¡de ninguna manera!
   Sacudió su cabeza de lado a lado y desechó esta fantasía. No podía expresarlo bien con palabras pero era una cuestión de instinto y, sin importar razones, imposible para él. Entonces, ¿qué tal si Yanase fuera su pareja?
   -...
   Ahora trató de pensar en hacer este tipo de cosas con Yanase, pero tampoco pudo imaginárselo. Yanase era un querido amigo y era, por así decirlo, como de la familia.
   "... Lo sabia, ¿esto significa que Tori es especial...?"
   Yoshino pensaba en Hatori de la misma manera que Hatori pensaba en él, pero no podía negar que esto le daba vergüenza. Sería embarazoso hacer este tipo de cosas con alguien más. 
   Podía besar a Hatori, acostarse con él y permitirle que lo penetrara; cosas que no podía imaginarse haciendo con Yanase. Por ello, Yanase no era igual que Hatori a los ojos de Yoshino. En otras palabras, Hatori se había convertido en el objeto de su interés antes de haberse dado cuenta siquiera. 
   -¡¿Qué?! ¡¿Queeeeeé?! -exclamó Yoshino sorprendido por el hecho de que recién ahora se daba cuenta. Su corazón comenzó a latir violentamente y subió la temperatura de su cuerpo. Notó que no se había percatado de que estuvo apretando sus puños y las palmas de sus manos estaban sudando.
   "¿Qué... qué debería hacer...?"
   Al no saber que más hacer, lo único que le quedaba a Yoshino, era quedarse perplejo mirando alrededor de la habitación sin punto fijo mientras cubría su enrojecido rostro con sus manos.
 
 
 
___________________
*N. del T.: 
Tsukkomi es el "tipo lógico" en el manzai, un acto cómico tradicional japonés de dos comediantes: boke (el hombre gracioso) y tsukkomi. Cuando el boke dice o hace algo ridículo, el tsukkomi critica al bokeTsukkomu es el acto de regañar al boke.

La Ceremonía de Mayoría de Edad es una festividad japonesa celebrada anualmente para felicitar a todos aquellos que cumplieron 20 años (mayoría de edad en Japón) en el transcurso del año para ayudarles a concientizarse de que ahora se convirtieron en adultos.

6 comentarios:

  1. Hay Chiaki eres un TONTO!!!... pobre Hatori ahora esta me preocupado que nunca por Yuu U_U

    Gracias por su trabajo =)

    ResponderEliminar
  2. Chiaki!! Bueno... no puedo sentir culpa por él :C Piensa que Yuu está enamorado de Tori y por eso dice esas cosas jaja Además... cualquiera podría estar avergonzado teniendo un Tori tan sepsi a su lado 7u7

    ResponderEliminar
  3. jajjaj chiaki es un tonto XD en verdad mal entiende las cosas por completo ajaja pobre, recien se da cuenta q ama a tori :v q lentito eres, ahora cuanto tiempo te tomara saber q yuu esta enamorado de ti? XD

    ResponderEliminar

 

AmaiChudoku Novelas Copyright © 2011 Design by Ipietoon Blogger Template | web hosting