lunes, 4 de agosto de 2014

Yokozawa Takafumi no baai. Vol 4-Especial de Halloween

Publicado por Haruna Stone en 20:34

Tipo de texto: Retraducción de novela
Clasificación: +18
Título: Yokozawa Takafumi no baai Volumen 4
Serie: Sekai-ichi Hatsukoi
Autor: Fujisaki Miyako
Ilustraciones: Nakamura Shungiku
Retraducción: Haruna







Especial de Halloween





Unos segundos después de que Yokozawa pulsase el botón del timbre, por fin le respondieron: -Pasa, está abierto.

“Alguien está siendo despreocupando solo porque su urbanización cuenta con sistema de cierre automático. ¿No podría, al menos, cerrar la puerta?

Incluso si Kirishima hubiese sabido que era Yokozawa quien entraba, aquello no justificaba que dejase la entrada principal sin cerrar. Tenía una hija, de verdad que debía intentar ser más cuidadoso con ese tipo de cosas. De hecho, Yokozawa tenía una llave del apartamento, pero se sentía incómodo usándola mientras los Kirishima estaban en casa.

Recordándose a sí mismo advertir luego a Kirishima sobre su seguridad, Yokozawa entró en el genkan, donde algo adornado con colores llamativos apareció precipitadamente en su campo de visión.

-¡Truco o trato!

-¡!

Una adorable brujita se había abalanzado sobre él, vestida con una larga capa negra y un sombrero puntiagudo. El  color que había percibido antes debía de haber sido el forro de dicha capa. Sin duda había estado esperando pacientemente a que Yokozawa entrase, y este debía haber sido la razón por la que Kirishima había dejado la entrada principal sin cerrar.

Hiyori sonrió sagazmente a Yokozawa al haber conseguido que cayese en su trampa con éxito. -¿Te sorprendí, Oniichan?

-Desde luego, pero esa ropa... Ahh, ¿es ese tu disfraz de Halloween?

-¡Sip! ¡La abuela le puso todo tipo de cosas al disfraz que papá me compró!- Ante esas palabras, Yokozawa echó un segundo vistazo a su ropa y se dio cuenta de que algunas cintas rosas habían sido añadidas por todo el disfraz.

-Es adorable. Te queda muy bien.

-¿¿De verdad?? ¡Menos mal! ¡Yuki-chan y yo vamos iguales!

-¿Van a celebrar una fiesta en algún sitio?

-Sip ¡Toda la urbanización va a ir! ¡Y vamos a ir todos de puerta en puerta!

Mientras Hiyori estaba explicándolo, Kirishima salió por fin. Las gafas sobre su nariz sugerían que lo había pillado a mitad de un buen libro. -Es algo que la Asociación Infantil de la urbanización ha organizado. Las familias que participan sólo tienen que colgar una señal por fuera de sus genkan y dar caramelos cuando los niños pasen.”

-Ahh, entiendo. Recuerdo que lo hablaron antes.- Supuso que para eso era la montaña de chucherías que había junto al genkan.

Durante su infancia, nunca hubiese imaginado que se celebrasen ese tipo de eventos. A decir verdad, estaba algo contento de que no existiesen; dudaba de si le hubiese quedado bien algún disfraz, y de todos modos, tampoco había tenido nunca ganas de disfrazarse.
-Oniichan, ¡luego nos sacamos algunas fotos juntos! También he hecho una capa para Sora-chan~

-Esperemos que seas capaz de hacer que no se la quite.

-¡No te preocupes! La llevó bastante bien cuando se la probamos ayer. Estaba tan adorable con ella… ¡Le quedaba genial! Su disfraz es como el mío y…

-Hiyo, ¿no es casi la hora?

Ante las palabras de Kirishima, Hiyori se paró en mitad de lo que parecía una larga explicación y miró la hora un instante antes de que su expresión cambiase a una de sorpresa -¡Ah, es cierto! ¡He quedado con Yuki-chan! ¡Muy bien, entonces me voy! ¡Hasta luego, papá!

            -Vale, ten cuidado.

La pequeña se despidió de los dos antes de salir a toda prisa mientas la veían alejarse. Los niños tenían un permiso especial para enloquecer ante esa clase de eventos. Yokozawa pensó que el camino desde la infancia hasta convertirse en adulto parecía casi interminable a la edad de Hiyori, pero mirando en retrospectiva, se dio cuenta lo realmente corto que había sido ese periodo de su vida.

-¿…?- Había estado recordando los tiempos pasados hasta que sintió alguien mirándole, y mientras lanzaba su mirada hacia un lado, vio a Kirishima dirigiendo su mirada sobre él. Pero Yokozawa no podía adivinar qué significaba aquella expresión, y sintió cómo un escalofrío de inquietud lo atravesaba. -¿Q-Qué?

A pesar de lo serio que parecía, recibió una respuesta muy banal: -... Nahh, sólo pensaba que disfrazarse podría no estar tan mal.

            -¿Eh?

Pensando que había entendido mal, se giró para encarar completamente a Kirishima- pero en su lugar se encontró otra pregunta hecha con una expresión muy seria. -¿No tienes otra cosa que ponerte aparte de trajes?

-¡Cl- claro que no! ¡Y si lo tuviera, jamás me lo podría para salir a la calle!” Ese no era su estilo y no pretendía cambiarlo sólo porque Kirishima quisiera. Soltó un suspiro de irritación, anhelando los cálidos sentimientos que sintió al ver a Hiyori alejarse.

-Entonces, ¿qué me dices sobre el uniforme del colegio? Seguro que podrías ponerte tu uniforme del instituto, ¿verdad?

-Se lo di a uno de un curso inferior, así que hace tiempo que no lo tengo.

-Entonces ¿quieres ponerte el mío? Creo que aún está en casa de mis padres. Debería quedarte perfecto. Aunque pienso que un uniforme no es tan diferente de un traje, eh...”

-¡Te he dicho que no voy a ponerme nada!- No tenía ninguna intención de seguir ninguno de los descabellados planes de Kirishima.

Pero su voz quebrada reflejando su creciente irritación ante la negación de Kirishima por dejarlo estar se encontró ahora con una mueca de enfado. -... No eres nada divertido.

Con este gesto infantil, Yokozawa estiró la mano y acarició la frente de Kirishima. -¿Cómo que no soy divertido?- ¿Qué podía haber de divertido en tener que disfrazarse? No podía imaginarse por qué razón querría Kirishima que hiciese eso.

-Muy bien, no me dejas otra opción; si tú no quieres, entonces lo haré yo.

-¡Nadie quiere ver eso!- Yokozawa no tenía la más mínima idea de cómo ese se había vuelto el siguiente paso lógico en esa discusión. Y admitiendo que estaba un poco intrigado por lo que Kirishima estaba planeando hacer, sabía que si le presionaba para obtener una pista, Kirishima lo tomaría seguramente como una señal de que estaba empezando a tener ganas de tomar parte en aquella idea.

-Me temo que no tienes mucha elección cuando se trata de “truco” o “trato”.

            -¿Eh?

-Lo que quiero decir es que definitivamente has elegido “truco”.

-Arqueó las cejas confundido por la sonrisa de Kirishima cuando… -¡GAH!, maldita sea, ¡Deja de pellizcarme el culo!- Le apartó la mano con la que había tocado su trasero, esperando en vano que Kirishima aprendiera a dejar de hacer eso cada vez que le diese la jodida gana (ni siquiera pensaba en dejarle hacerlo aunque Kirishima le pidiese permiso).

-Entonces en cualquier otro sitio está bien, ¿no?

-Sabes perfectamente que esa no es la cuestión. ¡Y no me sujetes por la cintura! Estas cerca, joder, ¡DEMASIADO CERCA!- Cogió la cabeza de Kirishima y trató de alejarla, casi perdiendo el equilibrio en la incómoda posición en que se encontraban mientras trataba de hacer hueco entre sus cuerpos cuando Kirishima le sujetó fuertemente los labios.

De pronto recordó que no se habían molestado en volver a cerrar la puerta una vez Hiyori se hubo ido, dejando la posibilidad de que los niños, sin esperar respuesta, abriesen la puerta directamente.

-¿Por qué estás tan molesto? Hemos hecho cosas mucho peores que ésta antes.

Ante las palabras que Kirishima había murmurado, pensamientos totalmente inapropiados para el mediodía inundaron su mente. -¡Cállate!

Pero Kirishima continuó sin tregua con su ataque hacia un alterado Yokozawa. -¿En qué estarías pensando ahora mismo? Vamos, dímelo.”

-¡...!- No había forma de que fuera a decirlo, así que su voz se congeló en su garganta. Conocía perfectamente que el hecho de que se alterase tan fácilmente era la razón por la que Kirishima era capaz de burlarse de él de esa forma, pero simplemente no podía mantener su mente fría en ese tipo de situaciones. No era tanta la diferencia de edad entre ellos, en contraste con su diferencia de personalidad.

-¿Qué tal si intento adivinarlo?

-¡Déjalo!

-Ya veo. Entonces ¿prefieres que lo haga?

-¡Deja de tomarte las cosas a tu conveniencia!

-Viendo cuanto te estás irritando… puedo adivinar que lo que estabas recordando era bastante indecoroso...”

-¡N-No lo era!- Ignoró la mirada lasciva de Kirishima- pero daba igual como viese la situación, estaba en clara desventaja en este momento.

-Entonces, ¿qué quieres que haga?- Kirishima trazó con su dedo una línea en su garganta, hasta que alcanzó su barbilla. La piel de Yokozawa se estremeció con ligeros escalofríos y cerró los ojos inmediatamente.

Pero justo cuando ya se había mentalizado, sintió un peso dejarse caer sobre su hombro y abrió los ojos lentamente tras una sensación estremecedora, únicamente para encontrar a Kirishima con su frente apoyada en la base de su cuello y sus hombros temblando mientras reía.

-¡Demonios! Jamás te acostumbrarás a esto ¿verdad?

-¡No te rías de mí!- Yokozawa gruñó irritado cuando le pareció evidente que Kirishima no iba a ser capaz de dejar de reírse pronto. Apretó el puño, preguntándose cómo iba a poder manejar aquello cuando el timbre sonó en el momento perfecto. Las animadas voces de los niños que les saludaban a través del aparato no podían ser de nadie más que de los que buscaban caramelos en Halloween. -Oye- tienes invitados. ¡No dejes a los niños esperando!- Era una pena que hubiese perdido su oportunidad de vengarse, pero al menos por fin podría librarse del abrazo de Kirishima.

-Ugh, justo ahora que se estaba poniendo interesante... Creo que no tengo elección, tendremos que aplazarlo. Me contentaré con esto por ahora.

-¡¡!!- Se dio cuenta de que le estaba besando sólo cuando sintió que algo le rozaba la mejilla, y Kirishima le lanzó un guiño mientras él se tocaba la cara con la palma de su mano totalmente ruborizado.

-Si fuese tú, estaría esperando ver lo que te tengo preparado para más tarde.

-¡Como si pudiera! Vete a abrir de una vez, ¡maldita sea!- Gruñó completamente sonrojado mientras Kirishima se reía de él.




¡Feliz Halloween!



10 comentarios:

  1. Gracias por traducir todo el Volumen 4.
    Fue hermoso leerlo de nuevo. Estoy releyendo toda la novela completa de Yokozawa. Hicieron un increible trabajo con toda la novela.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, me he leído todo de corrido y ha estado perfecto.

    Muchas gracias por la traducción y por el esfuerzo. (Sigo sin entender porqué hay más comentarios en la novela de Yoshino, en serio...no entiendo a la gente)

    Como sea, gracias de nuevo (=

    ResponderEliminar
  3. Apenas acabo de terminar de leer la novela pero les doy las gracias por esta excelente traducción espero que este proyecto siga en pie mucha suerte y de nuevo gracias :)

    ResponderEliminar
  4. Jajajajja Le tomo el pelo Kirishim por octava milésima vez xD
    Me encanto la escena jajabanja
    Me hacen reír, los amo <3

    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Hola muchas graxx por la traducion solo lo puedo leer en mis ratos libres ya que el trabajo no me deja mucho tiempo
    y valla coincidencia ya casi sera hallowen :P

    ResponderEliminar
  6. muy linda la novela y el especia!!!! me encanto, muchisimas gracias p el hermoso trabajo....

    ResponderEliminar
  7. xDDDDD! jajajajajja
    me encanta esta novela :3
    gracias por traducirla *w*9 ♥

    ResponderEliminar
  8. Esto es demasiado para mi cocorito <3 <3 <3
    Necesito seguir leyendo *-* gracias muchisimas gracias por traducir la novela :D

    ResponderEliminar

 

AmaiChudoku Novelas Copyright © 2011 Design by Ipietoon Blogger Template | web hosting